Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica se utiliza en todo el mundo para la inspección de los conductos pancreáticos y biliares. Enfermedades biliares no sólo pueden ser detectados, sino también tratados utilizando este procedimiento. Este artículo destaca las indicaciones y complicaciones de la CPRE.

Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, o CPRE, es una prueba de diagnóstico que utiliza rayos X y un endoscopio para examinar los conductos biliares y pancreáticos. CPRE también se utiliza para eliminar los cálculos biliares, o para la toma de muestras para biopsia. Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica es un procedimiento médico que se utiliza para examinar las estructuras relacionadas con el páncreas y la vesícula biliar. Estas estructuras incluyen: CPRE utiliza un endoscopio (tubo delgado y flexible). Tiene una cámara y canales de fibra óptica en un extremo, y está conectado a una alimentación de vídeo de salida en el otro extremo. El tubo se inserta a través de la boca del paciente, y pasa hacia el esófago, en el estómago y en la parte superior del tracto digestivo (duodeno). En este procedimiento, el término ‘colangiopancreatografía’ describe las radiografías que se toman de la bilis y el conducto pancreático. Para poder ver los canales con mayor claridad, un tinte a veces se inyecta en los conductos para que se vean más claramente en las fotos. En CPRE, se le da una inyección ‘retrógrada’ del colorante, lo que significa que se inyecta a través de la papila de nuevo hacia los conductos. Esta inyección retrógrada se da a través de un tubo de plástico en el lado del endoscopio. La CPRE es un procedimiento moderno y útil que se utiliza en todo el mundo. Se utiliza tanto para el diagnóstico y el tratamiento, de diversas afecciones relacionadas con el tracto digestivo. La colangitis (infección de las vías biliares) es el trastorno en el que la CPRE es la prueba de elección. Además de eso, existen numerosas condiciones que está indicada la CPRE. A continuación se enumeran algunas de las indicaciones comunes de la CPRE. Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica en un procedimiento invasivo. Es importante hacer los preparativos necesarios antes de comenzar el procedimiento. El objetivo de estos preparados es para prevenir cualquier complicación durante el procedimiento. Ciertas instrucciones dadas antes del procedimiento son: Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica puede tomar cerca de 30 minutos a una hora, dependiendo de la necesidad del procedimiento. Se trata de los siguientes pasos: Esto se hace con el fin de: Después del procedimiento, el endoscopio se sacó suavemente. El procedimiento es relativamente indoloro, pero puede ser un poco incómodo. La recuperación depende de la causa de la CPRE. Si se realiza simplemente para obtener radiografías de los conductos biliares y pancreáticos, el paciente puede irse a su casa después de unas horas de descanso. Si el procedimiento implicaba la eliminación de cálculos biliares o la inserción de un stent, el paciente puede tener que permanecer en el hospital durante la noche en observación. Conducir, beber alcohol, operar maquinaria o realizar cualquier actividad vigorosa se debe evitar por lo menos 24 horas, para asegurarse de que los efectos del sedante totalmente apagado. El paciente puede sentir náuseas e hinchado durante este tiempo. A menos que se indique lo contrario, la dieta normal y los medicamentos se pueden reanudar después de una CPRE. Aparte de tener dolor de garganta por algunos días o sentirse mareado por algunas horas. Sin embargo, si el paciente ya está en mal estado de salud es, las probabilidades de desarrollar ciertas complicaciones poco comunes aumentan. Se requiere una consulta inmediata con un médico si presenta cualquiera de las siguientes situaciones se desarrollan con 48 horas de una CPRE: ¿Qué es la CPRE? ¿Cuándo se realiza la CPRE? Indicaciones Preparativos antes de la CPRE Procedimiento de la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica y complicaciones Recuperación después del procedimiento