Casi la mitad de las muertes por asma se podría haber evitado, según la Revista Nacional de Asma, que es la primera gran investigación sobre las muertes por asma.

Una de las razones de esto es que algunas personas no se dan cuenta de que el asma es una enfermedad que amenaza la vida y otro se debe a que su asma está mal controlada.