¿Cuánto de impacto tiene la nutrición sobre la salud en general y el desarrollo de un niño? Vamos a echar un vistazo, y también examinar cuáles son los alimentos que ningún niño debería perder.

Recibiendo una nutrición adecuada es la mejor manera de asegurarse de los bebés y los niños crecen para convertirse en adultos sanos, pero lo importante es comer bien? Echemos un vistazo a los hechos brutales que rodean la nutrición infantil. Alimentación saludable durante el embarazo comienza Una cosa a una mujer que está tratando de concebir deberían hacer es tomar un suplemento de ácido fólico al día. Otra cosa buena que hacer cuando se trata de concebir es que una mujer evite el alcohol y averiguar acerca de la historia de salud de su familia. Es importante asegurarse de que las condiciones de salud están bajo control y que una mujer es puesta al día en sus vacunas. No debería ser ninguna sorpresa que la nutrición apropiada juega un papel vital en el mantenimiento de la salud para las personas de todas las edades. Es fácil encontrar información nutricional en línea, en los libros, en la televisión ya través de artículos de periódicos y revistas. Aunque la mayoría de la gente sabe lo importante que es comer sano, podría ser confuso cuando se trata de encontrar la información correcta para la crianza de niños sanos. Los Centros para el Control de Enfermedades han compilado una lista de recursos para los padres para ayudar a su hijo a comer más sano, y no hay un buen montón de información que hay que todo el mundo se beneficiaría de un curso de actualización en cuando. Para empezar, es importante asegurarse de que los niños consuman alimentos de todos los principales grupos de alimentos por lo que su dieta es equilibrada. Los siguientes grupos de todos deben estar presentes en la dieta de cualquier niño. Durante la infancia, la alimentación saludable promueve el crecimiento y desarrollo óptimo. Comer una dieta nutritiva ayuda a prevenir el colesterol alto y presión arterial alta y también reduce el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes y las enfermedades del corazón. De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades, la alimentación saludable en la infancia es importante para la prevención de problemas de salud tales como la caries dental, la obesidad, la deficiencia de hierro y la osteoporosis. Los hábitos que enseñar a los niños durante la infancia son los hábitos de toda la vida y se quedará con ellos por el resto de sus vidas. Las escuelas son también a menudo en una posición única para promover hábitos saludables de alimentación, a través de la educación y también a veces las comidas escolares. Cuando se hayan previsto las escuelas comidas, las escuelas pueden ofrecer a los niños la oportunidad de consumir una amplia variedad de diferentes alimentos y bebidas y para ayudarles a aprender sobre la importancia de comer una dieta saludable. No hace falta decir que los almuerzos escolares sólo deben ofrecer siempre opciones saludables. Las escuelas también pueden ir un paso más allá para incluir la educación nutricional como parte de un plan de estudios de educación para la salud integral. Una vez dicho esto, la alimentación saludable comienza y termina en casa. Los padres predicar con el ejemplo, y si usted es una nuez de alimentos saludables o un adicto a la comida rápida, sus hijos son muy propensos a seguir tus pasos – independientemente de lo que se les enseña y se alimentan en la escuela. Por lo tanto, hacer de comer y familiares cenas saludables una prioridad beneficiará a sus hijos durante la duración de su vida. Si un niño no recibe una dieta nutritiva adecuada durante su crecimiento, que puede conducir a un desequilibrio energético, problemas cognitivos y aumentar el riesgo de obesidad. Además, una dieta pobre también puede causar un aumento del riesgo de cánceres de pulmón, colorrectal, próstata, estómago y pulmón adelante en la vida. Los niños y jóvenes que comen comida rápida una o más veces por semana también corren un mayor riesgo de aumento de peso, el sobrepeso y sufren de obesidad. El consumo de bebidas azucaradas también pueden dar lugar a los mismos problemas, razón p