El hígado graso es una condición en la que las gotitas de grasa de diferentes tamaños se acumulan en las células del hígado. El hígado graso es una condición reversible y la reversibilidad depende del tratamiento de la enfermedad subyacente.

Hay dos tipos de enfermedades de hígado graso, la enfermedad de hígado graso alcohólico y la enfermedad del hígado graso no alcohólico. El proceso de la enfermedad es sin embargo la misma en estos dos tipos de enfermedad de hígado graso. La acumulación de grasa en las células del hígado se llama esteatosis. Si la acumulación de grasa en las células del hígado se asocia con la inflamación se denomina esteatohepatitis. El contenido de grasa de hígado normal es de aproximadamente 1,5% de su peso. En el hígado graso, se observa la acumulación de grasa de más de 5 a 10% en peso. El hígado graso puede ser un hígado graso difuso o un hígado graso focal. El hígado graso difuso se ve en la mayoría de los casos. El hígado graso no es una enfermedad por sí mismo. Es una manifestación de diversos procesos de enfermedad. Si se trata de la causa subyacente, a continuación, la acumulación de grasa en las células del hígado desaparece. Si no se trata, a continuación, se procede a formas más graves de enfermedad hepática como la esteatohepatitis en el que hay una inflamación de las células del hígado, cirrosis en los cuales se forma tejido cicatricial en el hígado con insuficiencia hepática y cáncer de hígado muy raramente. El hígado graso puede ser el hígado graso microvesicular o macrovesicular. En el hígado graso microvesicular las gotitas de grasa son más pequeños y en macrovesicular las gotitas de grasa son más grandes. El hígado es la glándula más grande del cuerpo. Se asocia con diversas funciones como la síntesis, la desintoxicación, la excreción y almacenamiento. Debido a la diversidad de sus funciones, está involucrado en una serie de condiciones de la enfermedad, especialmente aquellos que involucran el metabolismo. El hígado graso se clasifica ampliamente en la enfermedad de hígado graso alcohólico y la enfermedad de hígado graso no alcohólico. Hígado graso alcohólico se produce en los grandes bebedores. En las personas que beben alcohol, la acumulación de grasa en las células del hígado es la manifestación más temprana. La acumulación de grasa en las células del hígado se ve en el 90% de los bebedores. Es una condición reversible y por lo general es rápidamente reversible con la abstinencia. Con el abuso de alcohol continua, la inflamación y se forma tejido cicatricial que conducen a la cirrosis, que es irreversible. Durante un período de tiempo conduce a la cirrosis cáncer de hígado. Hígado graso no alcohólico es más común que el hígado graso alcohólico. Hígado graso no alcohólico no es debido a cualquier causa específica y se produce debido a diversas causas. Las causas de la enfermedad hepática no alcohólica pueden dividirse en términos generales en que las debidas a drogas y toxinas y las debidas a alteraciones metabólicas. Algunas de las condiciones que están asociadas con hígado graso no alcohólico son: La obesidad es la condición más comúnmente asociado con hígado graso no alcohólico. Hígado graso alcohólico no puede ser visto hasta en el 80% de las personas obesas. Más que el índice de masa corporal, es la distribución de la grasa corporal que es importante en el desarrollo de hígado graso. Grasa intraabdominal o visceral es una mayor correlación con el hígado graso. La diabetes mellitus es la segunda condición más común asociada con el hígado graso no alcohólico. La diabetes mellitus tipo 2 se ha encontrado hasta en el 75% de los que tienen el hígado graso no alcohólico. Estos individuos pueden o no pueden ser obeso. Pero si son obesos están más asociadas con el hígado graso. Hígado graso no alcohólico es ahora reconocido como el componente hepático del síndrome metabólico. El síndrome metabólico incluye – El riesgo y la severidad de hígado graso no alcohólico aumentan con el número de componentes del síndrome metabólico. El hígado graso no está asociado con ningún síntoma. El hígado graso generalmente se diagnostica incidentalmente durante pruebas médicas realizadas por otras razones. Ecografía del abdomen