La entrada del verano acaba de llegar a su recta final, usted puede pensar que es demasiado tarde para obtener su cuerpo de playa este año. No te rindas todavía, todavía hay tiempo con este Método de 5 semanas de Perdida de peso.

Hay un grado de verdad en el dicho “Un cuerpo de verano se hace en el invierno.” Para llegar en las mejores condiciones, debe estar trabajando todo el año con fuerza. Sin embargo, si usted está pensando que con sus vacaciones a la vuelta de la esquina, ponerse en forma no es posible este año, y usted tendrá que esperar hasta el siguiente para conseguir su cuerpo de ensueño, mantengase ahí. En tan sólo 5 semanas, usted puede hacer algunos cambios impresionantes, en serio lo conseguirá si trabaja duro. Hay dos elementos clave para este plan – dieta y entrenamiento, y cada uno es tan importante como la otra. Siga leyendo para averiguar cómo se puede hacer progresos más rápidos en las próximas 5 semanas, todo siguiendo este plan simple para conseguir su cuerpo delgado de verano. En el nivel más básico, el factor más importante en su dieta es la ingesta de calorías. Con el fin de bajar de peso y eliminar la grasa, usted necesita consumir menos calorías que las que quema. Esto se conoce como un déficit de calorías. Cuando estás en un déficit, el cuerpo no tiene suficientes calorías para usar como combustible, por lo que se quema la grasa corporal almacenada en su lugar. Para calcular la cantidad de calorías que debe consumir, multiplique su peso en libras por 12 o su peso en kilos por 27,5 , y consumir esta cantidad de calorías por día. Así que si usted pesa 150 libras, usted debe comer alrededor de 1.800 calorías cada día. El siguiente, usted debe decidir el número de veces por día que quieres comer. Eso de comer comidas pequeñas y frecuentes es mejor para bajar de peso ya que tendrá su metabolismo siempre activo. Trate de dividir las calorías de manera uniforme entre el número de comidas que usted está comiendo, aunque, más que el consumo de un gran porcentaje en un momento determinado. Por último, mira a su selección de alimentos. Mientras que las calorías son la cosa más importante centrarse en, la elección de alimentos vienen en segundo lugar. En teoría, usted puede perder peso comiendo comida chatarra, takeouts y comidas procesadas, siempre y cuando todavía consume la cantidad adecuada de calorías, sin embargo, hacer esto le hará sentirse bastante terrible, y significa que le falta energía y enfoque. La mayor parte de su dieta debe estar basado en torno ricos en nutrientes, los alimentos no elaborados. Cada comida debe contener una porción de proteína, tales como la carne como pollo o carne de res, el pescado, los huevos, los productos lácteos (queso cottage, yogur griego y leche baja en grasa son buenas opciones), o en otros casos, una proteína como suplementos. El siguiente paso es frutas y verduras. Estos son importantes, ya que le proveen de vitaminas esenciales, minerales y antioxidantes. Trate de tener entre cinco y ocho porciones de vegetales cada día – unos preferiblemente verde o de colores brillantes como el brócoli, la col rizada, espinacas, pepino, pimientos, espárragos, zanahorias, etc, y de uno a dos porciones de frutas bajas en azúcar, como las bayas, kiwi, melón y pomelo Por último, añadir hidratos de carbono y grasas. Estos deben tanto compensar razonablemente pequeña parte de su dieta. Se adhieren a arroz integral, patatas dulces, frijoles y legumbres, y pan integral o pasta para los carbohidratos, y trate de comer la mayor parte de ellos, ya sea en la mañana o alrededor de las veces usted se resuelve. En las comidas en el que no come carbohidratos con almidón, añadir un poco de grasa de una fuente de buena calidad. Aceite de oliva, nueces, mantequillas de frutos secos y aceites de frutos secos, el aguacate, el aceite de pescado y productos lácteos orgánicos de vacas de corral, como la mantequilla, la crema y el queso son opciones aceptables. No caigas en la trampa de que muchos lo hacen cuando se trata de perder peso de forma rápida, y se centran en el ejercicio cardiovascular. Dos horas de entrenamientos en la caminadora, bicicleta o elíptica pueden quemar algunas calorías, pero son extremadamente